¿Llega el fin del correo electrónico?

A medida que el uso del mail cae, la productividad y la sociabilidad crecen. ¿Por qué?

Hace algunos años, el correo electrónico se utilizaba como una herramienta excluyente de trabajo. Los trabajadores de grandes y medianas empresas contaban con un mail laboral. Hoy, esas mismas empresas, por pedido de sus dueños, intentan limitar su uso. ¿Cuál es la causa de semejante cambio?

En verdad, son varios los motivos por los que algunos empresarios de famosas multinacionales decidieron reducir al máximo el uso del correo electrónico.

Uno es la productividad. Las continuas consultas al buzón, la lectura y la respuesta desconcentrar al empleado de su labor. Estudios realizados calculan que una persona tarda alrededor de 60 segundos en volver a concentrarse en la tarea que estaba realizando previo a la lectura de un mail.

Una persona tarda alrededor de 60 segundos en volver a concentrarse en la tarea que estaba realizando previo a la lectura de un mail.
Otro de los problemas se ve a la hora de tomar una decisión conjunta a través de los mails. El alcance a los destinatarios no es efectivo porque no siempre se contestan o leen todas las respuestas de los demás, con lo cual hay interferencias que entorpecen el proceso.

También afecta a la salud. Una investigación de 2013 realizada por la Loughborough University inglesa detectó que el 83 por ciento de los empleados públicos les aumentaba el ritmo cardíaco al recibir o enviar un correo.

El experimento de Clare Burge
La empresaria irlandesa, Clare Burge, decidió dejar de utilizar el correo electrónico tras volver de vacaciones y encontrarse con 10 mil mensajes en la bandeja de entrada.

En vez de leerlos, decidió poner unas líneas de respuesta automática indicando que se le llamase por teléfono.

La empresaria midió su propia productividad con la aplicación online gratuita Rescue Time, y descubrió que, cuando usaba el correo electrónico, solamente era productiva el 23% de su tiempo.

El mail y los jóvenes
Según un estudio realizado por la misma universidad, sólo 3 de cada 10 adolescentes tiene una cuenta de mail. Las principales culpables son las redes sociales (WhatsApp,Twitter, Instagram) que llegaron para suplantar la herramienta que en sus tiempos fue furor y hoy está quedando en el olvido.

Fuente: Geekye

No votes yet.
Please wait...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *